Robert D. Kreisman Peer Review Rated
Justia Lawyer Rating for Robert D. Kreisman
AVVO Robert D. Kreisman Top Attorney
Super Lawyers
Illinois State Bar Association
American Association for Justice

Nuestros Éxitos

$2,500,000 Para un Chofer de Camión que fue Lesionado

El 27 de Septiembre del 2001, Tom, un chofer de camión, sufrió una lesión al levantar un cargamento en las instalaciones de la compañía demandada, Precoat Metal. Cuando Tom llegó a las instalaciones en la ciudad de Chicago, su camión ya estaba parcialmente lleno con cinco paquetes que contenían cincuenta varillas de 20 pulgadas de largo. A Tom se le había indicado que tenia que recoger cinco rollos de acero de 2000 libras y después llevarlos a un negocio en la ciudad de Iowa. Para poder colocar estos rollos de acero en su camión, el tenia, primero, que cerciorarse que la carga estaba propiamente balanceada para que estuviera segura durante el camino. Un operador de carretilla levantadora de la compañía demandada, accedió a re-acomodar los paquetes para que los rollos de acero pudieran ser colocados abordo. El objetivo era levantar los paquetes (que estaban abordo del camión) con la carretilla levantadora y luego reacomodarlos en la parte trasera del camión. El plan era que el operador de la carretilla levantadora levantara los paquetes con la carretilla para que luego Tom moviera su camión hacia delante de manera que el operador de la carretilla pudiera colocar la carga abordo del camión. Sin embargo, cuando el operador de la carretilla empezó a levantar la carga, Tom todavía estaba en el camión, justo atrás de los paquetes. El manejador de la carretilla no le había avisado a Tom que el estaba a punto de levantar los paquetes, ni tampoco se aseguro que Tom estuviera en un lugar fuera de peligro. Los paquetes se resbalaron, le cayeron encima a Tom y esto ocasiono que el se cayera del camión. Los paquetes que pesaban mas de 2,000 libras aplastaron su pierna. Tom requirió una cirugía reconstructiva para que pudiera salvar su pierna derecha. Sin embargo, su pierna izquierda tuvo que ser amputada hasta la rodilla.

Este caso fue llevado a corte, durante dos semanas, ante el jurado del condado de Cook en la ciudad de Chicago en Octubre del 2005. Al segundo día y mientras el jurado deliberaba, el demandado accedió a llegar a un acuerdo por $ 2,500,000 dólares.

$2,864,000 – Negligencia Medica

El 13 de Diciembre de 1995, Tom, un trabajador de techos, de 33 años cayó de un andamio de 15 pies de alto. La caída ocasiono una fractura total en la parte baja de su pierna derecha. Tom fue llevado al Hospital LaGrange Memorial en donde fue atendido por el Dr. Groya, un cirujano ortopedista. Mas tarde, Tom fue sometido a una cirugía en la que se le insertaron placas y clavos en la tibia y peroné. Tom continuo su tratamiento con el Dr. Groya hasta el 5 de Febrero del siguiente año. Sin embargo, la fractura en la pierna derecha no había sanado. Una intensa inflamación ocasionó que le saliera una ampolla la cual originó que la herida se le abriera hasta el punto que el hueso estuviera expuesto. El hueso se le infectó y además de esto, el nervio posterior de la tibia estaba muerto debido a la caída. El 29 de Febrero, la pierna derecha de Tom fue amputada hasta abajo de la rodilla. Una demanda por negligencia medica fue puesta reclamando que el Dr. Groya había decidido no tratar, entre otras cosas, los síntomas obvios de la infección de Tom. Debido a que Tom había desarrollado osteomielitis (una infección de hueso causada por una bacteria) la amputación de su pierna fue necesaria. En Junio del 2002 y durante un juicio de tres semanas y media, las evidencias fueron presentadas al jurado del condado de Cook en Chicago. El jurado emitió su veredicto a favor de Tom por la cantidad de $2,864,000 dólares.

$2,100,00 – Lesion Ocasionada por un Elevador del Edificio World Trade Center

El 11 de Septiembre del 2001, a las 8:45 a.m aproximadamente, Byron, un comerciante de bonos estaba en la planta baja de la torre 1 del edificio World Trade Center esperando el elevador. Byron tenía una cita a las 9:00 am con la compañía Stone Bridge Advisors, LLC. La cita que se llevaría a cabo era para finalizar una oferta de empleo. El elevador que Byron estaba esperando, cayó repentinamente de 90 pisos, y la fuerza de este suceso, aventó a Byron hacia una estación de guardia, la cual se encontraba a varios pies de distancia. Esto dejó a Byron severamente lesionado. Minutos antes un avión comandado por terroristas se impactó y chocó con la torre.

El departamento de Justicia de los Estados Unidos ya había otorgado un fondo de compensación del 11 de Septiembre, para demandas de arbitraje tal como la de este caso. Yo representé a Byron a través del programa conocido como Trial Lawyers Care. Mis servicios eran sin costo. La audiencia se llevó a cabo el 18 de Mayo del 2004 en la ciudad de Nueva York. Byron y yo presentamos las evidencias al arbitro, y ese mismo mes un reconocimiento a favor de Byron fue otorgado por la cantidad de $2,100,000 dólares.

$650,000 – Negligencia en una Clínica de Reposo

Kevin, el hijo de Ruben y Noemí, nació el 4 de Julio del 2003. Kevin fue diagnosticado con un desorden muscular conocido como miopatia centronuclear. Kevin fue tratado inicialmente en el hospital neonatal de la universidad de Chicago y posteriormente fue llevado al hospital infantil LaRabida. El fue dado de alta el 24 de Enero del 2001, sin embargo, tenia que seguir conectado a un tubo para poder ser alimentado y dependía de un ventilador. A principios de Marzo del 2004, Kevin estaba bajo el cargo de la clínica demandada Illinois Critical Care y de sus enfermeras durante 18 horas al día. Una de las enfermeras asignadas empezó su turno al mediodía del 2 de Julio del 2004. Esta era apenas su segunda visita a la clínica y no había recibido entrenamiento en la clínica. Kevin había ido con su pediatra y con el especialista del pulmón para una revisión regular el 1mero de Julio del 2003. Ese día fue reportado que Kevin estaba excepcionalmente bien. El turno de la enfermera Olufotebi empezaba a la 1:00 p.m del 2 de Julio del 2004. Sin embargo, ella llego a la 1:45pm aproximadamente. Ella se había descrito como una enfermera registrada, con experiencia en pediatría y quien tenia experiencia en el cuidado y tratamiento de niños dependientes de un ventilador. Ruben y Noemí estaban en su casa hasta que Noemí llevo a Ruben a su trabajo alrededor de las 3:00pm. Durante el corto periodo de tiempo, en el cual la Srita. Olufotebi estaba sola en la clínica, la traqueotomía de campo de Kevin había sido removida por razones que nunca fueron proporcionadas. La Srita. Olufotebi llamo al 911. Sin embargo, para cuando llego el equipo de emergencias, Kevin ya había muerto de asfixia o sofocación. La reclamación del demandante era que la enfermera había desconectado el ventilador y no había podido volver a conectarlo. Antes del juicio, y durante una mediación, el caso fue resuelto por la cantidad de $650,000 dólares.

$550,000 - Negligencia Medica

El 8 de Septiembre del 2006, Timothy, murió en el hospital Northwestern Memorial, por una complicación relacionada con una endocarditis subaguda bacteriana (infección de una válvula del corazón). A la llegada de Timothy al hospital, el había sido diagnosticado con un síndrome inflamatorio sistémico de respuesta y choque séptico. En 1968 Timothy nació con una condición en su corazón conocida como tetralogía de Fallot (Tetralogy of Fallot). En 1981 el fue sometido a un reemplazo de válvula. A finales de Mayo del 2006, Timothy comenzó a ser paciente del demandado: El Dr.Victor Colin, medico familiar. En el expediente medico de Timothy, estaba documentado el historial de la tetralogía de Fallot, así como un murmullo agudo del corazón. El 21 de Agosto del 2006, Timothy acudió con el Dr. Colin debido a un dolor de garganta y tos que había tenido por cuatro días. Su nariz estaba roja e inflamada y tenia fiebre de 103 grados Fahrenheit. Timothy fue diagnosticado con una infección respiratoria y tos por lo que comenzó a tomar antibióticos. Timothy volvió a llamar el 23 de Agosto del 2006, requiriendo una nota que le permitiera estar fuera del trabajo debido a su enfermedad. El 24 de Agosto del 2006, Timothy volvió a llamar quejándose de dolores de cabeza y fiebre. Le fue prescrito un expectorante para la tos. El 28 de Agosto del 2006, Timothy fue con el Dr. Colin debido a que tenia síntomas similares incluyendo una fiebre de 101 grados Fahrenheit. Su garganta había mejorado sin embargo, había perdido el apetito y tenia dolor de oído. Timothy fue evaluado y diagnosticado con fiebre, tos y posible sinusitis. El primero de Septiembre del 2006, Timothy volvió a presentarse con el Dr. Colin, esta vez acompañado de su padre. Timothy presentaba fiebre persistente y tos. No había mejorado y de hecho, los dolores de cabeza y tos habían empeorado. La saturación del oxigeno en el aire del cuarto estaba al 76% y su ritmo cardiaco era de 120. Timothy fue llevado al hospital Sherman en donde lo admitieron para una siguiente evaluación. El fue inmediatamente diagnosticado con endocarditis subaguda bacteriana (infección de una válvula del corazón) y al día siguiente fue transportado por una ambulancia aérea al hospital Northwestern Memorial para recibir tratamiento. A pesar de los esfuerzos de los empleados del hospital, Timothy murió el 8 de Septiembre del 2006. Sus padres, su hermano y hermana mayor, le sobreviven. Timothy vivía y compartía los gastos de propiedad con su hermana. Este caso estuvo pendiente en el condado Kane de la ciudad de Illinois. Sin embargo, el 8 de Junio del 2008, en una mediación, su caso fue resuelto por la cantidad de $550,000 dólares.

$2,100,000 – Negligencia Medica

El 9 de Septiembre del 2003, Mary, madre de cuatro hijos adultos y esposa de Arthur durante 30 años, fue admitida y evaluada en el hospital South Suburban debido a que presentaba dolores persistentes de cabeza, nauseas y vómitos. El neurólogo Bhasin (el demandado) diagnosticó a Mary con un tumor benigno localizado cerca del lóbulo frontal derecho. El 11 de Septiembre del 2003 Mary fue dada de alta pero teniendo una cita para que acudiera el martes siguiente, con el neurocirujano del hospital de la universidad de Chicago. Sin embargo, el 13 de Septiembre del 2003, Mary se presentó en la sala de emergencia con una resonancia magnética (MRI) y una tomografía computarizada (CT scan) en su mano. Mary reportaba tener vómitos, nauseas, incontinencia y el peor dolor de cabeza de su vida. Mary fue evaluada por el demandado, el Dr. Labrador en la sala de emergencia, donde se le aplicó una inyección de Demerol (la cual esta contraindicada para pacientes con tumores cerebrales). El Dr. Labrador llamó y consultó con el Dr. Bhasin, quien instruyo que se le diera de alta y que solo le recordara que asistiera a su cita del día 16 de Septiembre del 2003, en el hospital de la universidad de Chicago. Mary fue dada de alta semiconsciente y con dificultad para ser despertada, durante esa noche, por su esposo y familiares. A la mañana siguiente, el equipo de emergencias fue notificado por una llamada del 911. A pesar de los intentos por revivirla, Mary murió a causa de una hernia cerebral. Los demandados del caso fueron el hospital y los dos doctores. En Noviembre del 2007 y ante una cita previa al juicio, las partes acordaron cerrar el caso por la cantidad de $2,100,000 dólares.

$750,000 - Negligencia Medica Resultando en la Muerte

Desde 1999, Lucy de 52 años, había sido paciente del medico general: David Birnbaum (el demandado). El 14 de Agosto del 2001, Lucy le reporto al Dr. Birnbaum que llevaba teniendo dolores de costilla desde hacía seis meses. El Dr. Birnbaum no reporto ningún diagnostico ni tratamiento. El 26 de Julio del 2002, Lucy regreso presentando resequedad de garganta y tos. Una vez mas, Lucy regreso, el 9 de Septiembre del 2002 presentando tos crónica. En ese momento, el Dr. Birnbaum la refirió con un cardiólogo para que se le realizara una echo cardiografía (TEE test) la cual es utilizada para diagnosticar enfermedades cardiovasculares. Los resultados salieron dentro de la norma, sin embargo, el cardiólogo le recomendó al Dr. Birnbaum que Lucy se realizara una radiografía del pecho. El 2 de Diciembre del 2002, Lucy regreso con el Dr. Birnbaum ya que presentaba una tos crónica. A pesar de esto, el Dr. Birnbaum no dio ninguna orden para que se realizara la radiografía del pecho. Por el contrario, la refirió con el Dr. Schupp, un especialista de pulmones. El Dr. Schupp, atendió a Lucy cuatro veces: Del 23 de Diciembre del 2002 al 18 de Junio del 2003. En todas y cada una de esas citas, Lucy se quejaba de tos y de una tos muy reseca. A Lucy se le había tratado por sinusitis y asma; pero no por enfermedad pulmonar. Finalmente, los resultados de una tomografía computarizada del pecho (CT scan), revelaron resultados sospechosos. Al realizarse una biopsia, se encontró un tumor de 10 cm, el cual se encontraba en la parte baja y derecha del lóbulo de su pulmón. Lucy fue diagnosticada con nivel III B (nivel avanzado) de cáncer en el pulmón. Poco después de este diagnostico, Lucy fue sometida a severas quimioterapias y radiaciones. En Enero del 2006, Lucy fue sometida nuevamente a una segunda ronda de quimioterapias y radiaciones. Lucy murió el 28 de Abril del 2006. Se presento una demanda por negligencia medica al medico general el Dr. Birnbaum y al especialista de pulmones, el Dr. Schupp por no haber diagnosticado ni tratado los síntomas de cáncer en el pulmón. Después de dos mediaciones, el caso fue resuelto por $750,000 dólares.

$3,000,000 – Producto Defectuoso

El 4 de Julio de 1997, Linda, su esposo, Jack,y sus dos hijas, realizaron un viaje aéreo de Chicago a la ciudad de Boise en Idaho. En Boise, ellos rentaron una camioneta Chevrolet Blazer del año 1999. En el trayecto a su destino (Sun Valley en Idaho), su vehículo fue impactado por una persona que iba manejando en estado de ebriedad. Linda y sus dos hijas sobrevivieron al choque, sin embargo, a pesar de los esfuerzos de rescate realizados por una persona que pasaba por ahí, Linda y sus dos hijas murieron debido a un incendio originado en chasis del automóvil. Los resultados de las investigaciones revelaron que a la camioneta Blazer le faltaba una válvula contra incendios. Si la camioneta hubiera contenido esta válvula, el impacto del choque la hubiera activado de manera que se hubiera detenido el derrame del combustible evitando así el incendio en el chasis. La falta de esta válvula ocasiono un derrame extensivo del combustible lo que genero el incendio. Esto hizo que fuera imposible que Linda y sus hijas pudieran escapar. La demanda a General Motors fue presentada en la corte del condado de Cook . Después de tres y media semanas de juicio y, antes de que el jurado emitiera su veredicto, la compañía General Motors accedió a cerrar este caso por la cantidad de $3,000,000.

$2.1millones - Producto Farmacéutico de Riesgo

Este fue un caso de litigio concerniente al antidepresivo conocido en los Estados Unidos como Meridia. Este medicamento fue desarrollado inicialmente por la compañía farmacéutica Boots. Sin embargo, esta farmacéutica abandono el desarrollo del medicamento debido a que los juicios clínicos mostraron que ocasionaba un gran numero de suicidios. Boots le vendió los derechos a la compañía farmacéutica Knoll. Knoll notó que este medicamento también causaba perdida de peso por lo que lo anunció como un producto para bajar de peso. En el año 2000, la corporación BASF aspiraba que Meridia fuera el primer medicamento, bajo el programa de Knoll, vendido al publico como un farmacéutico para bajar de peso. Finalmente, Meridia no cumplió con las expectativas de venta, por lo que fue vendido a los laboratorios Abbott (el demandado). A pesar de que los estudios clínicos demostraron que Meridia no era un agente efectivo en la perdida de peso, Abbott decidió fiarse de un estudio fallido y realizó una intensa campaña de mercadotecnia, la cual lo promovía y prescribía como un medicamento para bajar de peso. Este medicamento fue consumido por el paciente que murió a causa de el. Este caso fue litigado en el condado de Lake del estado de Illinois. Durante las negociaciones previas, el caso fue cerrado por la cantidad de $ 2.1 millones.

Client Reviews
★★★★★
“We were devastated when our 31 year-old son was killed by a negligent driver. Kreisman Law Offices did everything to help us through this very difficult time, including coming out to the house several times which was a comfort. My wife and I were extremely pleased with Mr. Kreisman’s compassion and care for this very tragic and troubling time.” C.B.
★★★★★
“Bob Kreisman did everything possible in handling the trial of this case. It was devastating that I traumatically lost my leg above the knee in this truck accident. However, it was not an easy case to win. His staff was so prepared for the trial that it was not surprising that the settlement offers continued to rise until we finally accepted the multi-million settlement while the jury was still deciding the case. My wife and I were delighted that we could secure our future with this settlement. We thank Mr. Kreisman and his incredible staff for working so hard for our benefit.” T.P.
★★★★★
“My mother died because doctors dropped the ball. I called Robert Kreisman and he immediately set up an appointment for my entire family. We met at his offices and I was very comfortable that he would do the best for my dad and my brothers. He spent hours with all of us in preparing for depositions and he hired top notch experts, all of which contributed to an incredible settlement before trial. I know that he is dedicated to his cases and particularly to the people he works for and the people who work with him. He continues to be generous in contributing annually to my mother’s memory and to make known to the public the signs and symptoms of brain tumors.” V.S.
★★★★★
“My dad was ignored and mistreated at the nursing home that we placed him in. It didn’t take long for us to realize that we made a big mistake, particularly after my dad developed these terrible bedsores. We transferred him as we were contacting Mr. Kreisman. He was referred to us by a lawyer we have known for a long time and respect his opinion. Mr. Kreisman and his staff worked tirelessly to resolve this case. We were fortunate to have his services and will recommend him to anyone.” T.J.